La impaciencia, ¿virtud o defecto?

La impaciencia, ¿virtud o defecto?

La impaciencia. ¿Virtud o defecto?

La impaciencia va  asociada al estrés,  y tal que  estamos en la década  del estrés, es probable que exista un número de personas demasiado elevado  que haya olvidado tener la paciencia entre sus primeras cualidades.

Nos olvidamos, quizás,  que la paciencia es una aliada imprescindible para conseguir buenos resultados,

para ello tenemos que saber que la base de toda recompensa es el esfuerzo. Pocas veces podremos disfrutar de una fruta madura sin esperar el tiempo necesario para que se produzca la maduración natural. Pero es que a veces la impaciencia necesita que ocurra ya, sin detenernos a pensar en que no es posible. Quizás, esta  pretensión produce un conflicto, lo que espero no puede ser inmediato y no estamos preparados para ello, para esperar…

En nuestra vida cotidiana  nos hemos acostumbrado a ser muy exigentes, también con nosotros mismos, no estamos diciendo que este aspecto sea negativo, pero sí que debemos ser más pacientes y manejar mejor estas exigencias, porque se pueden volver contra nosotros mismos, hacernos daño y dejar secuelas para toda la vida.

Qué importante sería el hecho de que a nuestros hijos le enseñemos el arte de esperar, la lucha contra el tiempo es una batalla que se antoja perdida de antemano. Por qué seguimos luchando, la eficacia sí es positiva, la impaciencia no tanto. En el tempo que tenemos debemos aprender que hacer todo lo que sintamos como necesario  ya de por sí debería hacernos sentir bien.

Desde pequeños tendemos a que nuestros hijos tengan todo ya, todo debe ser conseguido antes de que sea incluso necesario, ¿pero estamos haciendo bien enseñándoles de esta manera? Si lo planteamos desde un punto  de vista teórico, actuando así le estamos enseñando también a ser impacientes y a que el fin no tiene que estar precedido por un tiempo de espera que luego a lo largo de su vida puede generar estrés.

Sin duda la paciencia y la constancia son dos aspectos muy a considerar para la consecución de cualquier logro que consiga hacernos felices. ¡Cuidémosla y démosle el valor que le corresponde en nuestra vida!

2 comments on “La impaciencia, ¿virtud o defecto?

  1. Excelente gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »