Cómo transmitir confianza.

Cómo transmitir confianza.

La confianza hacia otra persona se consigue cuando el acercamiento a ella genera la seguridad de que en ningún momento se va a aprovechar de nosotros ni va  a actuar de manera que nos pueda hacer daño. Por el contrario, en este acercamiento se pone de manifiesto que  puede comprender nuestras necesidades, nuestras emociones y nuestros miedos.

En la sociedad actual las amenazas de las que debemos defendernos no se focalizan en peligros generados por animales salvajes o por catástrofes naturales, sino que aparecen amenazas propiciadas por la invasión de otras personas que con su actuación pueden hacernos daño. Por ello debemos actuar con medidas protectoras como mecanismo de defensa, entre estas medidas se encuentra la desconfianza.

En nuestra sociedad, desde pequeños se nos enseña a desconfiar como mecanismo de defensa, nos enseñan a no acercarnos a desconocidos. Estas enseñanzas, desde pequeños, nos  enseñan a desconfiar de los demás y en muchas ocasiones esta tendencia a la desconfianza perdura hasta la edad adulta.

Por tanto, inspirar confianza en los demás consiste en crear una relación en la que nunca entiendan que les podremos hacer daño.

Propiciar un acercamiento de la otra persona, dejando claro que no le vamos a hacer daño es el primer punto a conseguir para inspirar confianza. En este sentido, si sentimos miedo, un estado de defensa nuestro, puede ser confundido con  agresividad y como tal generará rechazo o desconfianza. Un acercamiento sin miedos inspira mucha más confianza, por lo tanto es conveniente actuar con seguridad.

La escucha activa, saber escuchar con interés, es una condición necesaria para inspirar confianza. Si el interlocutor percibe que lo que dice es entendido y teniendo en cuenta esto generará emociones positivas que le harán bajar la barrera de protección y avanzar en confianza.

La comunicación no verbal, es decir, cómo nos comunicamos con gestos y otras señales que emitimos durante la comunicación también es un factor que generará confianza. La mirada a los ojos con sinceridad es una buena señal de inspiración de confianza.

En general las personas que más  desconfianza generan son aquellas que se encuentran tan enfocadas en sí mismos o en cosas concretas que no muestran interés hacia las emociones de los demás.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »