Category Archives: Sexualidad

La adicción al sexo.

La adicción al sexo.

La adicción al sexo.

La adicción al sexo o hipersexualidad se basa en una necesidad mayor de lo habitual de mantener experiencias sexuales debido a un deseo sexual excesivo. Además esta situación genera un malestar en quien lo padece, causando un deterioro significativo en su vida cotidiana.

Un número cada vez mayor de personas que acuden a las consultas de salud mental presentan características que requieren de una intervención en este sentido. También es cierto que existe una clara dificultad a la hora de diferenciar en el plano de las relaciones sexuales lo que se entiende con una actividad sexual normal o excesiva. Por ello se hace necesario atender específicamente al malestar que genera en el paciente el hecho de no poder controlar dicha excitación excesiva y que ello le pueda estar provocando un deterioro en su vida cotidiana.

Continue reading

La frigidez: pérdida del erotismo.

La frigidez: pérdida del erotismo.

La frigidez: pérdida del erotismo.

La frigidez o disfunción  sexual general es una alteración del comportamiento sexual de la mujer que consiste en que ésta obtiene un mínimo placer o ninguno de las relaciones sexuales. Llegando al punto de que el acto sexual pueda ser considerado por algunas mujeres, dependiendo de su gravedad, como un castigo. Con respecto a la respuesta fisiológica puede darse una ausencia de respuesta sexual,  donde no exista vasocongestión ni lubricación vaginal.

Ante esta disfunción existen varios tipos de respuesta en las mujeres, algunas soportan las relaciones sexuales por determinados objetivos concretos aún sin obtener beneficio erótico, otras mujeres tienden a generar un rechazo más intenso y actúan negando totalmente las relaciones y existe un tercer grupo que aunque sienten rechazo a las relaciones consiguen responder satisfactoriamente a la estimulación física aunque no erótica y consiguen sentir estimulación positiva durante el coito o la estimulación del clítoris. En este sentido sucede de la misma manera que en la disfunción eréctil del varón, que a pesar de existir la disfunción, la estimulación física puede conseguir una eyaculación aún con el pene flácido, al igual que en la mujer aún sin excitación y sin lubricación vaginal, la estimulación física también puede dar lugar a un orgasmo.

Continue reading

La impotencia.

La impotencia.

La impotencia.

Para comenzar diremos que el uso del término “impotencia” no es adecuado, porque además se antoja peyorativo. Si decimos  que la impotencia se debe a una alteración que impide la erección del pene se debería denominar disfunción eréctil.

La disfunción eréctil  puede tener su causa en una alteración física o psicológica. La disfunción eréctil de origen psicógeno puede ir asociada a un descenso de la líbido y dificultades para eyacular, pero la principal alteración se basa en que los mecanismos reflejos vasculares no son capaces de bombear la cantidad de sangre a los cuerpos cavernosos del pene, necesaria para mantener al pene en un nivel de erección que permita mantenerse firme.

Continue reading

La eyaculación retardada.

La eyaculación retardada.

La eyaculación retardada.

Esta disfunción de las relaciones sexuales presenta una menor incidencia en la población general, pero últimamente se ha acrecentado el número de pacientes que llega a consulta con este trastorno.

En este problema, aunque permanece inalterada la respuesta de erección del varón, aparece un bloqueo en el mecanismo eyaculatorio aunque éste desee una relajación orgásmica y aunque la estimulación sea más que suficiente para llegar  a disparar el reflejo orgásmico.

La gravedad de este trastorno oscila desde el caso de varones que nunca han llegado a una eyaculación hasta los que ocasionalmente tienen dificultad para llegar a la eyaculación. Se dan casos en los que el varón tiene dificultad únicamente de eyacular cuando está en contacto  sexual con una mujer.

Continue reading

El vaginismo.

El vaginismo.

El vaginismo.

Cualquier intento de penetración vaginal supone unos niveles altos de ansiedad y tensión que solo desaparece cuando cesa el acercamiento, por lo que se refuerza la conducta evitativa y esto hace que se  mantenga la sintomatología  propia de la disfunción.

La reacción del hombre ante esto es compatible con la frustración por la imposibilidad  de la penetración,  con mucha frecuencia  siente también  rechazo. Es también probable que `pueda desarrollar una impotencia secundaria como reacción al problema de la pareja.

Entre las causas del vaginismo nos podemos encontrar un componente físico, en el que existe una patología de los órganos genitales que hacen  dolorosa la penetración,  entre ellos nos podemos encontrar: himen rígido, endometriosis, enfermedades inflamatorias de la pelvis, atrofia senil de la vagina, relajación de los ligamentos uterinos, tumores pélvicos, hemorroides, etc. En estos casos, conseguir  la remisión de los síntomas de estas patologías es esencial para el tratamiento del vaginismo.

Continue reading

La eyaculación precoz.

La eyaculación precoz.

La eyaculación precoz.

Se dice que es precocidad cuando el varón es incapaz de controlar de forma voluntaria la eyaculación, de manera que cuando alcanza un determinado nivel de excitación sexual eyacula de forma refleja. Por el contrario, se dice que existe control eyacular cuando el individuo tolera niveles altos de excitación, característicos de la etapa denominada “meseta” del ciclo de respuesta sexual, sin eyacular.

Dado que la respuesta de la mujer suele ser más lenta, es fundamental que el hombre adquiera la capacidad de controlar la eyaculación para ayudar a  acoplar los tiempos de ambos, de manera que ella pueda alcanzar niveles altos de excitación y llegar al orgasmo. Además, el hombre que sufre eyaculación precoz y sabe de su dificultad para controlar, no suele dar lugar a juegos preliminares, evitando la exploración sexual, convirtiendo los  encuentros sexuales en poco satisfactorios para ambos.

Ante este problema  el varón  acumula muchísima angustia, llegando a hacer imposible el acto sexual, debido a que está tan preocupado por no llegar  a niveles altos de excitación que se ve forzado a terminar bruscamente el encuentro. En la mayoría de las ocasiones esto es motivo de conflicto entre la pareja, debido a que en ocasiones la mujer no es consciente del esfuerzo del hombre para evitar que esto ocurra, sintiéndose utilizada y rechazada, provocando  unos sentimientos por parte de ambos muy negativos que derivan en incomunicación para evitar conflictos que les lleva a un círculo vicioso de cólera y rechazo que destruye el placer sexual.

Continue reading

La depresión y la terapia sexual.

La depresión y la terapia sexual.

La depresión y la terapia sexual.

Las disfunciones sexuales se pueden dar en personas que tiene algún tipo de trastorno psiquiátrico y que a la vez estén siendo medicadas por este motivo, es por esto por lo que en estos casos la terapia sexual tendrá unas connotaciones muy concretas.

La disfunción sexual puede ser  causa de la depresión o el resultado de una patología depresiva ya existente, por lo que es muy importante distinguirlo para poder ofrecer un tratamiento correcto.

Continue reading

El aburrimiento en las relaciones sexuales.

El aburrimiento en las relaciones sexuales.

El aburrimiento en las relaciones sexuales.

 

El aburrimiento en las relaciones sexuales.

Si el aburrimiento invade a la pareja también es fácil que comience a declinar el deseo sexual. Te proponemos unas fáciles recomendaciones para que esto no se produzca:

  • El escenario es importante. Nuestras sensaciones sexuales son reforzadas por el entorno situacional, por ello nuestros recuerdos de dónde las tuvimos son importantes, pero de la misma manera se asocia también el aburrimiento al lugar donde tuvimos el acto sexual. Identificar un ambiente que nos excite es fundamental  para que el deseo despierte. Es necesario introducir en tu nuevo escenario sexual música, fotografías, luces, perfumes nuevos,…

 

Continue reading

Translate »